FAQ

1) Yo no he hecho yoga nunca ¿hay nivel de principiante? El yoga que practicamos en nuestra escuela no tiene niveles, lo mismo da que lleves veinte años practicando yoga que veinte  minutos o nada. El yoga se adapta a cada alumno, y somos muy respetuosos con el cuerpo y con nuestros límites, cada uno hace hasta donde puede y si hay algo que no se puede hacer por miedo o lesión se dan alternativas, lo importante es empezar el camino y redescubrirte en él.
2) Soy muy poco flexible ¿Es eso un problema para hacer yoga? ciertamente no, la flexibilidad se trabaja con tiempo, constancia y  práctica, empieza por aceptar tus limitaciones y crecer en tu espacio de trabajo dentro de esas limitaciones, sobrepasarlas solo te lleva a frustración en el mejor de los casos y a lesión en el peor de ellos. La flexibilidad del cuerpo empieza trabajando primero la flexibilidad de la mente.
3) Tengo lesiones, ¿puedo practicar yoga? El permiso para la práctica del yoga debe dártela un médico facultativo en función y grado de tus lesiones. La mayoría de los alumnos que vienen a la Escuela tienen lesiones en mayor o menor grado y siempre hay un espacio para ellos dentro de la propia práctica, el profesor ha de conocer tus limitaciones para que no te hagas daño por desconocimiento o por autoexigencia, y para que él te de alternativas que puedan hacerte crecer y mejorar desde ellas.
4) Soy una persona muy nerviosa, me cuesta relajarme ¿eso es impedimento para hacer yoga? Al contrario, a través del yoga despertamos la conciencia corporal, emocional y mental, nos empezamos a dar cuenta de nuestros viejos patrones de comportamiento y actitudes, vamos aceptando las limitaciones y descubriendo herramientas a través del trabajo físico y la respiración para mejorar tu calidad de vida. Sin duda la respiración es la piedra angular del yoga que te ayudará no sólo a hacer que te sientas mejor si no a poder ir controlando a través de ella impulsos nerviosos negativos, estados de ansiedad, insomnio y estrés que pueden ser mitigados e incluso eliminados con el tiempo y la práctica.
5) ¿Qué me recomiendas, yoga o pilates? Es lo mismo que preguntar si prefiero vino o cerveza, son disciplinas muy diferentes  si bien la metodología pilates bebió de la esencia del yoga por una cuestión de antigüedad. La respiración de base es distinta, el propósito de cada disciplina es distinto y el resultado también. Si bien el pilates centra su trabajo en el abdomen, el yoga trabaja a niveles más sutiles que el físico, trabaja principalmente la columna vertebral como pilar básico de nuestro cuerpo pero tanto en uno como en otro se utiliza todo el cuerpo de una manera holística. Digamos que pilates es una disciplina física excelente para tu cuerpo y el yoga, además de lo primero te ofrece la manera de explorarte mas allá de tu cuerpo físico, en un camino de autoconocimiento y de realización personal y espiritual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *